miércoles, 16 de abril de 2014

Tres semanas de Camp NaNoWrimo

Muy buenas a todos;

Después de dos semanas y media de Camp NaNoWriMo regreso con esta entrada que tenía pensada hace un tiempo y que no he podido subir antes.

No se trata de una entrada en la que os cuente mis penas y alegrías a lo largo de este tiempo de escritura, no os asustéis, no va sobre eso. Es, simplemente un post sobre cómo participar y de qué trata para la gente que aún no sepa de su existencia y le pique la curiosidad o quiera participar o no sepa cómo. Así que, allá vamos. Empecemos por el principio.

¿Cómo Participar?

Participar en el Camp NaNoWriMo es muy sencillo, aunque yo estaba bastante perdida hasta el mes de marzo, ya que no había participado nunca, esta es mi primera participación. El camp se celebra en los meses de abril y julio y para participar es tan sencillo como acceder a la página principal del Camp NaNoWriMo con nuestro usuario y contraseña que tengamos en el NaNoWriMo de noviembre (si estamos registrados) o registrarnos para obtener nuestra cuenta (si no estamos registrados). En cualquier caso, para los usuarios registrados es incluso más sencillo ya que, a mediados de marzo y junio te envian una invitación al correo electrónico con el enlace a la web del Camp NaNoWriMo por si quieres participar.

Una vez registrado e identificado, ya puedes crear tu ficha, la ficha de tu novela y elegir si quieres compartir cabaña con tus amigos del NaNoWriMo, con campistas elegidos al azar por los organizadores, o pasarlo sólo sin campañía de nadie. También puedes elegir el objetivo de palabras a escribir -en los camp son más permisivos con este detalle-, aunque lo ideal son las cincuenta mil palabras de rigor y... ¡Ya está! Ya estás listo para empezar en cuanto el reloj marque la medianoche del treinta de marzo al uno de abril.

Llega abril (o julio) y ¿ahora qué?

Pues una vez que llega abril, nos hemos apuntado en la página de forma satisfactoria y tenemos claro lo que queremos escribir, lo único que tenemos que hacer es ponernos a escribir sin piedad durante todo el mes. Pero no penséis que es tan sencillo como parece. 
Por muy bien pensada y planificada que tengamos nuestra historia, si no estamos acostumbrados a escribir todos los días o somo de esas personas que no pueden escribir un capítulo o una escena sin haber corregido mil millones de veces lo anterior, el NaNoWriMo se puede hacer un poco duro, en especial la primera semana. Os lo digo por experiencia propia.
Si sois de este tipo de escritores u os embarcais por primera vez en la tarea de escribir, no os preocupéis. Que no cunda el pánico porque los organizadores lo tienen todo pensado para que esto no ocurra.

¿Cómo? Muy sencillo. A través de las redes sociales, tuenti, twitter y facebook ponen al alcance de todos los participantes, citas, sprints de escritura, consejos para no decaer en nuestro ánimo, música, etc. 
A mí la que más me gusta y por lo tanto la que más utilizo es twitter. A través de esta red social NaNoWriMo tienes varias cuentas para interactuar con los participantes; la oficial @NaNoWriMo, la del camp @CampNaNoWriMo o, mi preferida a la hora de escribir @NaNoWordSprint. 

Por esta última, a lo largo del día, van pasando algunos profesionales que con sus propuestas, frases inspiradoras, imagenes, música y, sobre todo, las metas de palabras que nos proponen para escribir al sprint (que puede ser veinte minutos, treinta, cuarenta, etc.) hacen que la escritura se nos haga menos pesada, fluyan mejor las ideas y evitemos bloqueos creativos ya que siempre podemos tirar de las palabras propuestas (o las imagenes, música...) para evitar o solucionar este tipo de circunstancias. 
Además, en otros aspectos nos sirve para conocer gente nueva con nuestra misma pasión, compartir algunas de nuestras líneas creadas con su ayuda y, en definitiva, socializar un poquito con personas de otras partes del mundo, que siempre está muy bien, aunque no nos podamos ver las caras con ellos.

¿Cómo sé si he conseguido superar el NaNoWriMo?

De la forma más sencilla del mundo. A diferencia del NaNoWriMo de noviembre en el que tienes que esperar para subir tu borrador y que el ordenador te cuente las palabras, en el Camp puedes subir el conteo de palabras a diario o cada semana o cuando mejor te venga pues, cuando accedes a tu cuenta tienes tu contador de palabras en la pantalla principal. El conteo es general, ojo, no lo que has escrito ese día. 

A mí me va muy bien, llevo casi veinte mil palabras (las cuales espero alcanzar en mi sesión de hoy) y la verdad es que cada vez me gusta más este evento. Te obliga a poner tus ideas en papel en lugar de que se pierdan en el limbo, te lo pasas muy bien y, si llevas un diario de escritura, te sirve para descubrir mucho a cerca de tí mismo, de lo que eres capaz de hacer y de tu forma de trabajar y abordar tus ideas.

No quiero alargarme mucho más, ya os dije que no os iba a aburrir con cómo llevo mi participación, pero sí os recomiendo que, aunque sólo sea por experimentar, lo probéis alguna vez en la vida (si os gusta escribir, por supuesto). Os sorprenderá descubrir que es mucho más que un mes de escritura frenética y lo mucho que puede sacar de vosotros.

Y llegados a este punto, creo que esto es todo. No me alargo más. Creo que no se me ha olvidado nada, pero cualquier duda que tengáis no dudéis en preguntar. Sí lo sé y puedo resolverla, me encantará hacerlo.

Un beso y hasta la próxima entrada.



;;