martes, 16 de abril de 2013

Reseña: Las Guerras Maxwell I: Deseo Concedido

Hola gente;
¿Qué tal va todo? Seguro que muy bien.

Bueno, después de unos días sin actividad en el blog vuelvo con una reseña. En este caso la de uno de los libros de una de las autoras más leídas del momento en España.

En el blog Mi epílogo, administrado por Merinell, de forma bimensual se hace, desde hace poco, una lectura conjunta por autor, la cual tiene algunas normas, como leer las reseñas de los demás miembros, o seguir unas pautas a la hora de hacer la reseña (como es el caso de este mes). Sin embargo, la elección del título es nuestra, eso sí, de la lista de libros que Merinell no señale, pues en muchas ocasiones ella misma nos proporcionará una copia digital para que nadie tenga problemas a la hora de conseguir el libro.

Este bimestre, la autora elegida ha sido Megan Maxwell, con una larga lista de títulos de entre los cuales a mí me llamó la atención los de Las guerras Maxwell, pero como sólo podemos elegir uno para la lectura, pues escogí (logicamente) el primero, aunque el segundo también lo tengo, listo para empezar a leerlo ya mismo. 
Así que, bueno, aquí os dejo mi aportación para esta lectura conjunta: la reseña de Deseo Concedido.

FICHA:

Título: Deseo concedido
AUTOR: Megan Maxwell
Serie: Las guerras Maxwell
Editorial: La esfera de los libros
Publicación: 2010
Género: Narrativa Romántica
Lengua: Castellano
Páginas: 552
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788497349468
Precio: 22.00 €
Página web autor: http://www.megan-maxwell.com/ 
Página web editorial: http://www.esferalibros.com/ 
Sigue a Megan en Twitter: @MaxwellMegan 
Sigue a Megan en Facebook:  https://www.facebook.com/megan.maxwell.587
Sigue a las Guerreras Maxwell en Twitter: @guerrerasmaxwell
Sinopsis: Si algo tiene claro Lady Megan Philiphs es que ningún hombre doblegará su carácter y su voluntad. Acostumbrada a cuidar y velar por la seguridad de sus hermanos, Megan es una joven intrépida, de bello rostro moreno, a la que divierten los retos y no le asusta el sonido del acero. 
Si algo tiene claro el guerrero Duncan McRae es que su vida es la guerra. Acostumbrado a liderar ejércitos, y a que la gente agache atemorizada la cabeza a su paso, al llegar al castillo de Dunstaffnage para asistir a la boda de su amigo Axel McDougall, se encuentra con un tipo de enemigo muy distinto al que conoce: la joven e inquietante Megan.
¿Conseguirán Megan y Duncan sobrevivir todos esos meses sin ahogarse? O por el contrario, ¿la pasión les terminará consumiendo?
Book Trailer: 
 

RESEÑA: 
 La historia arranca en Dunhar, Inglaterra, en el año 1308.
En un ambiente de cierta elegancia, los hermanos Philiphs; Megan, Shelma y el pequeño Zac, viven en su casa con la hermana de su padre y el marido de esta que, tras la muerte de sus padres, se hacen cargo de ellos.
La vida con ellos no es ni feliz ni fácil y empeora cuando Megan, la mayor de los tres hermanos, se entera de los planes que sus tíos tienen para quitárselas de en medio a ella y a su hermana Shelma para quedarse con el pequeño Zac, al que planean educar a su modo, y con la herencia de sus padres.
Incapaz de admitir semejante maldad, Megan corre en busca de ayuda junto a su hermana Shelma. John, un viejo amigo de sus padres, no duda en ayudarlas a huir y llevarlas a Escocia, junto a su abuelo materno.

Seis años después, en 1314, unos meses después de conseguir la independencia para Escocia, el castillo de Dunstaffnage prepara la boda de su Laird, Axel McDougall y el Castillo se llena de guerreros venidos de otros clanes, amigos y aliados de Axel McDougall.
Es entonces, sin que los protagonistas, Megan Philiphs y Duncan McRae, aún lo sepan, cuando sus vidas dan un enorme giro y cambian para siempre.
Y es también cuando las aventuras comienzan.
Venganzas, aventuras, sustos y disgustos, pasión, desesperación, odio y, sobre todo, mucho amor. Todo eso se mezclará en la vida de los protagonistas y de sus amigos a lo largo de la historia.

MI OPINIÓN:

Hacía tiempo que quería leer algo de esta escritora. Sin embargo, por H o por B aún no había leído ninguna novela suya. El club de lectura por autores ha resuelto el problema.

Escogí Deseo concedido para mi lectura, sencillamente por que me llamó la atención. Todos los títulos de la lista resultaban interesantes, pero qué queréis que os diga, eso de Las guerras Maxwell se convirtió en un imán para mí. Así que fue el que pedí para la lectura, porque este lo conseguí a través de Merynell, y después, cuando iba por la mitad del libro, conseguí la segunda parte.
¿Y qué me ha parecido? Pues os lo cuento enseguida.

Cuando abordo por primera vez la lectura de un autor nuevo para mí, intento no dejarme influenciar por lo que he leído u oído sobre éste a otros lectores, en otras reseñas, intentando leer con la mente en modo neutral, sin esperar nada -ni bueno ni malo- del autor, a pesar de lo mucho que me pueda apetecer la lectura de su obra, lo que me facilita poder crearme una opinión propia, alejada de influencias externas que, en muchas ocasiones, pueden derivar en decepciones.

Personalmente me encanta comenzar las lecturas por las cubiertas. La portada, la contraportada, jugar con las imágenes, ver si puedo “leer” la novela en ellas y, después de un rato imaginando qué historia guarda, leer la sinopsis de la trasera y comprobar el grado de acierto o desacierto que he tenido. Y, entonces ya sí, echar un rápido vistazo a su interior, ojear sus páginas para hacerme una idea de lo que me espera. ¡Me encanta hacer esto! Me hace crear una especie de vínculo con la novela de turno. O no. Depende.
Sin embargo, con esta no he podido realizar este ritual mío porque, como digo más arriba, conseguí la copia a través de Merynell, la administradora del blog que organiza la lectura conjunta, una copia digital, por lo que me tuve que conformar con admirar la portada a través de la pantalla. Y eso, por mucho que algunos digan lo contrario, no es lo mismo. Para mí, por lo menos, no lo es. No me permite “jugar” con ella como a mí me gusta. Sólo me sirve para decidir si me gusta o disgusta.
Y si, esta me gusta. Es sencilla, bonita y te deja claro que la historia algo tiene que ver con Escocia, aunque no hayas leído la sinopsis.

En cuanto a la lectura, me pasa otro tanto de lo mismo. Me gusta leer los libros con calma, degustarlos, re-leerlos y volver a leerlos analizándolos, desgranando hasta el más mínimo detalle. Pero en el formato digital no puedo hacer esto porque, aunque a alguien le pueda parecer muy exagerado, a mí me cuesta horrores leer en una pantalla, por muy grandes que se vean las letras, por lo que solo los leo una vez. Así que he intentado degustar y analizar la historia al mismo tiempo. Algo que no me ha resultado fácil en algunas fases de la lectura ya que, cuando leo romántica, la primera lectura suele ser para disfrutarla y no para analizarla. Así que, bueno, haber si no me olvido de nada.

Castillo de Eilan Donan
Empecemos con la trama.
La trama de esta novela tiene varios puntos los cuales se van resolviendo poco a poco a lo largo de la historia. No es como otras novelas, en las cuales todas las tragedias van creando tensión y expectación en el lector resolviéndose más tarde todas juntas en un final que te deja la boca abierta por su espectacularidad y con el corazón tranquilo porque todo se ha resulto satisfactoriamente para nuestros héroes. No. En esta novela todo tiene su momento y las cosas van pasando con mucha naturalidad. Y eso me ha gustado bastante, ya que a la historia le viene como anillo al dedo y, además, es agradable encontrarte con algo diferente, de vez en cuando.
Creo que la autora ha hecho un buen trabajo, en este aspecto. Me ha gustado.

Igual que su estilo narrativo. La novela contiene mucho diálogo. Más que por medio del narrador, conoces la historia a través de los personajes y eso, me parece, que facilita la rápida lectura de la novela (más aún si es en papel), lo que en la actualidad a más de una le resultará de agradecer. Salvo en ocasiones en las que la narración requiere de algún dato histórico importante a la hora de montar la trama o de alguna descripción de espacios y lugares para ayudar al lector a situarse, la autora no se entretiene demasiado en nada que no sea estrictamente necesario, así que es imposible perderse.

En cuanto a los personajes, me ha gustado mucho que todos tengan una función clara y que estén tan bien creados. Todos tienen una personalidad muy definida, los buenos son buenos y los malos, malos o muy malos.
Los protagonistas, la verdad, es que me han despertado sentimientos dispares.
El que más me ha gustado de los dos, ha sido Duncan. Creo que es un personaje muy equilibrado a pesar del peso que acarrea de su pasado y de que, en algún momento que otro, te den ganas de estrangularle cuando saca a pasear su genio de macho dominante o se ponga tonto delante de sus amigos.
En cuanto a Megan... bueno, me gusta su carácter guerrero, una heroína como es debido, pero creo que Megan Maxwell (que no se enfade conmigo si acaso lee estas líneas) ha sido un poquito mala con ella. Me explico. Hay momentos y situaciones en las que su carácter resulta un poco incoherente, poco definido. Sus reacciones y comportamientos de niña consentida que tiene en algunos momentos, y el no saber adaptarse a las circunstancias que le toca vivir, me han resultado confusos, porque no cuadran con su carácter predominante. Algo así, como si fuera bipolar. Y eso no me ha gustado mucho, porque creo que es un personaje maravilloso que pierde su encanto en esos momentos. Pero bueno, es lo que a mí me ha parecido.
Del resto de personajes, pues me he quedado prendada de Niall McRae, el hermano de Duncan. Ese miedo al compromiso que tiene y que convive con el sentimiento de posesión que siente hacia Gillian McDougall, me han encantado. No he podido evitar imaginar cómo sería la historia de ambos mientras leía la novela.
¿Un personaje que no me ha gustado nada? Pues veamos... Aunque esta novela está plagada de malos, malísimos, a mí el personaje que menos me ha gustado ha sido el de la “fresca” de la francesa que le quiere quitar su hombre a Megan; Marian. Es la mujer más odiosa que te puedas encontrar, ya sea en la ficción o en la realidad. Así que, dicho esto, no creo que haga falta decir más.


El final, es una de las pocas cosas que menos me han gustado. A pesar de que es bastante romántico, me ha parecido un poco sosote. Me hubiera gustado que fuera de otra manera, quizá un poco más movido... no sé. Que me ha parecido un poco soso, vaya. ¡Ah! Y a Megan -la protagonista no la escritora-, la hubiera dado una buena paliza para que espabilara, por que rendirse de la manera que se rindió no tiene perdón.

En conclusión; en líneas generales Deseo Concedido ha sido una novela que me ha gustado mucho y Megan Maxwell una escritora que me ha ganado como seguidora.
Cómo dije al comienzo de esta reseña, he intentado no dejarme influenciar por las opiniones de otros lectores, para evitar decepciones, y creo que lo he conseguido. Pero, aunque no lo hubiera hecho de este modo, creo que no me habría decepcionado.

De todas maneras, voy a puntuar el libro con un cuatro, porque pienso que con algunos ligeros cambios en algunas partes y una Megan menos bipolar hubiera estado algo mejor incluso, de lo que ya está.

 
Bueno, pues creo que ya no me queda más que decir salvo que os dejo el enlace para que leáis, si queréis, las reseñas de mis compañeros de lectura conjunta por autor de los diferentes libros que se han leído este bimestre.
Espero no haber olvidado nada por reseñar.
Hasta la próxima. Un saludo

Image and video hosting by TinyPic

2 Comments:

  1. Merynell said...
    jejeje bueno respeto tu ritual, pero para mi las portadas siempre dejan mucho que desear y las editoriales son las causantes porque contratan a diseñadores o fotografos que no conocen el libro y escenifican cosas que no concuerdan, así que yo no los miro, leo la sinopsis y me leo el libro, sin más, y bueno no es lo mismo leer en el PC que en un ereader, que está hecho para eso, y puedes ir delante, atras y a cualquier parte del libro, en el tamaño de fuente que gustes y como un libro es de tinta, sin luz dañina a los ojos. Yo hasta que tube el kindle tambien prefería el papel, había leido bien poco con el PC y era un rollo. Ya lo descubriras, son todo ventajas porque no pasas paginas y los tronchotes no te pesan jajaja.
    Respecto a la reseña, te felicito, me alegro te haya gustado y espero te animes a otras lecturas ^^
    Maria Rodriguez said...
    Hola Merynell;
    Me alegra que te haya gustado la reseña y, claro que me animaré con otra lectura.
    Respecto a lo de las portadas, ahí difiero contigo, a mí me encantan, las hay muy bien hechas, no todas están mal. Y respecto a lo de leer en Pc o e-reader en lugar de libro en papel... bueno, yo prefiero el papel; pasar páginas, cargar con el tocho... todo eso. Pero es mi gusto personal.

    Bueno, Merynell, muchas gracias por pasarte, leer la reseña y dejar tu comentario.
    Hasta la próxima lectura. Besos.

Post a Comment