miércoles, 17 de noviembre de 2010

Buscando inspiración y motivación

Calíope: Musa de la elocuencia y de la poesía épica.
Clío: Musa de la historia.
Erato: Musa del arte lírico de la elegía.
Euterpe: Musa de la música.
Melpómene: Musa de la tragedia.
Polimnia:  Musa de la retórica.
Talía:  Musa de la comedia.
Terpsícore: Musa de la danza.
Urania: Musa de la astronomía y de la astrología. 

Estas nueve señoritas son las nueve musas griegas. Las diosas que lo inspiran todo y que han decidido abandonarme sin miramientos.
Pues si, algo he debido de hacer que las ha cabreado y por lo que han decido abandonarme sin piedad alguna.
Ayer, mientras leía relatos en blogs y en foros y escribia el relato de ahí abajo, estuve pensando en cómo es posible que esté pasando un atasco tan grande frente a mi proyecto de novela mientras otras cosas, aunque me cuesten un poco, al final termino escribiéndolas. Y a la única conclusión que llegué fue a la de que las musas me han abandonado por algún motivo.
Durante todo el día de hoy he estado dándole vueltas al asunto, pregúntandome qué puedo hacer para salir de este atasco tan enorme, hasta que por fin, a eso de las siete de la tarde más o menos (no estoy segura de la hora, se hace de noche tan temprano...), se me ha pasado por la cabeza una idea, que a lo mejor es algo estúpida, pero que enseguida he puesto en marcha.
Resulta que he recordado la época en la que escribía fanfiction y los publicaba. Empecé con ellos por simple diversión y porque me despejaban la mente de cosas que se me ocurrían mientras leía libros, nunca pensé que le pudieran gustar a nadie. Pero entonces la gente empezó a leerlos, agregar mis historias a sus favoritos y, sobre todo, a dejarme sus comentarios, todos ellos de ánimos y contándome lo mucho que les gustaban (por raro que pueda parecer a mi nunca me han dejado un comentario malo u ofensivo como le ha pasado a otras personas). Es curioso eso de los comentarios. No sé a vosotros, pero a mi motivava a seguir escribiendo. Me sentía tan agradecida y feliz que lo único que quería era seguir escribiendo para complacer a la gente que se tomaba la molestia en leer las "tonterías" que se me pasaban por la mente.
Así que se me ha ocurrido utilizar un blog que tenía inutilizado hacía tiempo para ir compartir con todo el que quiera visitarlo, el proceso de creación de la historia. A pesar de lo que pueda parecer, no lo hago con intención de obtener visitas o comentarios (en el plan en el que me encuentro ahora mismo no es algo que se me pase por la mente), sino es el hacer una especie de experimento. Ir publicando cosas sobre la historia según las vaya creando como si las publicara en algún sitio como los que hay para los fics haber si de esta manera logro volver a lo que era y sentir el pánico que siento cada vez que me pongo delante del ordenador para escribir.
No sé qué os parecerá esto a vosotros, tal vez penséis que estoy loca, pero ¿funcionará para motivarme al menos?
Bueno, tras este desvarío -quizá sin sentido- me despido ya agradeciendo la visita a todo aquél que se pase por aquí.
Besos.


4 Comments:

  1. Amaya F. said...
    Hola, perdona, pero en tus 3 blogs no veo la entrada de este mes del proyecto adictos. ¿Has participado?
    Un saludo.
    Willowgreen said...
    Hola Amaya.
    Aún no he publicado el relato.
    Me está dando guerra el puñetero, pero en un rato estará subido en este blog que es en el que publico los relatos.
    Un beso fuerte.
    maysu said...
    Hola Willowgreen!

    me encanta como te quedó con este fondo... si supieras la historia que tiene cuando lo hice... jejeje.

    Me alegra que te guste y que anime tu día.

    Cuando regrese de ir a buscar a mi pequeña leo con tranquilidad tu entradita.

    cariños y nos estamos leyendo.

    maysu
    Willowgreen said...
    Hola Maysu;
    Me alegra que te guste el resultado. A mi, cuanto más lo veo más me gusta. Es una preciosidad de fondo, de verdad que si.
    Muchos besos y gracias por pasarte y comentarlo.

Post a Comment