lunes, 27 de agosto de 2012

Reseña: Brumas

FICHA:


TTÍULO: Brumas
AUTOR: Nieves Hidalgo
EDITORIAL: Booket
PUBLICACIÓN: Mayo 2011
GÉNERO: Romántica
LENGUA: Castellano
PÁGINAS: 272
ISBN: 9788408101734
PRECIO: 9,95 €
OTRAS RESEÑAS: Para leer otras reseñas de esta novela pinchar, aquí aquí aquí
SINOPSIS: Clifford Ellis, duque de Ormond, vive marcado por la muerte de su esposa, lo que le ha convertido en un hombre severo que nada quiere saber de la sociedad, y mucho menos de un nuevo matrimonio. Sin embargo, su abuela y la corona se han confabulado contra él y han decidido que debe tener una nueva duquesa para Hallcombe House. Cliff decide, en ese mismo instante, que si debe casarse lo hará con Eleanor McKenna, la nieta del hombre más odiado por su abuela. 
Lea Nunca se ha dejado intimidar por un hombre, pero cuando conoce a Ellis se siente amenazada... y fascinada por él. Cuando Cliff pide su mano, Eleanor se ve obligada a aceptar ese matrimonio. Sin embargo, el misterio que rodea Hallcombe House, el peligro que se cierne sobre ella y un deseo que desea desvelar la seducirán tanto como la atracción que empieza a sentir por el duque.

RESEÑA:
 Prejuicios, dudas, secretos, misterios y, sobre todo, mucho amor, es lo que Nieves Hidalgo nos ofrece en esta historia. Cómo en todas sus novelas, su característico estilo literario y su habilidad para entrelazar los temas tratados, enganchándonos a la lectura sin perder el hilo de nada, se nota desde el principio y eso es lo que hace a esta novela tan especial y recomendable, sobre todo para aquellos que aún siguen pensando que una novela romántica es poco menos que literatura insípida y sin ningún atractivo.
Pero, como siempre, comenzemos por el principio. 

Para l@s que seais observadores como yo y os guste recrearos un buen rato en la observación de todos los detalles, antes de sumergiros en las páginas del libro al cual le toque librarnos por unas horas de las actividades y problemas mundanos, haciendo que nos sumergamos en su maravillosa (o desastrosa, porque aún no sabemos cómo será) historia, no hace falta mencionarlo, pero seguro que os habéis dado cuenta que, nuevamente, han cuidado hasta el más mínimo detalle, empezando por la portada. Ésta, como en las demás novelas de Nieves, está pensada para darnos las pistas claves que nos introducirán en la historia desde el primer vistazo, incluso cuando aún no hemos leído ni una línea. Para los que no sois tan observadores porque la curiosidad y las ganas de leer os llevan directamente a las páginas sin prestar mucha atención a otros detalles, os invito a que hagáis un pequeño esfuerzo por observar la portada con detenimiento (si no habéis leído aún la novela, por supuesto), y os fijeis bien en los elementos que aparecen: una chica, una escalera de caracól y una página escrita. Ahora, ¿qué os sugiere? A mí me gusta jugar a este juego, intentar adivinar, a través de las portadas de los libros, qué puedo esperar cuando habra el libro. Las portadas de los libros de Nieves, siempre son un reto para mí, porque nos pone las claves de su historia en los ojos y, sin embargo, si no se es tan raro como yo, no las vemos. De cualquier modo, es un divertido ejercicio de imaginación.

Pero, sin duda, lo más divertido de todo es la lectura de los libros, sea cual sea. Brumas es, como la mayoría de las novelas publicadas de Nieves, una historia romántica centrada, en este caso, en la historia romántica entre Clifford Ellis, duque de Ormond, y Eleanor McKenna, una joven, alegre y temperamental escocesa a la que le toca en suerte convertirse en la nueva duquesa de Ormond, gracias a que es la nieta del hombre al que más odia Samantha Ellis, duquesa viuda, abuela de Cliff.
Sin embargo, según bajo mi punto de vista -que bien puede estar errado (y seguramente así sea)-, la relación amorosa entre los protagonistas comparte protagonismo, con otro tema que perdura durante toda la novela: los prejuicios. 
Clifford Ellis, debido a su propia experiencia vital, es un aristócrata poco convencional, con opiniones bastante realistas sobre las personas con las que comparte clase social, su forma de vivir, que para nada es como la suya y que no oculta a nadie. La verdad duele y a ellos, por muy aristócratas que sean, no son inmunes a esta gran verdad, por lo que convierten al duque en un ser polémico y poco menos que desagradable. Por ello, la muerte de su primera esposa, se torna en el aliciente que necesitaban para terminar de detestarlo. Los rumores que se encargan de alimentar siempre que tienen ocasión, de que el duque es un ser horrible que mató a su esposa, se extienden como la pólvora e incluso llegan a decir que posee poderes sobrenaturales. 
Quizá no pensaría que este tema es casi tan principal como la propio historia de amor, si no fuera porque esto es lo que marca la relación con Lea.
Eleanor no es una chica que suela dar pábulo a habladurías. Pero claro, su amiga le cuenta lo malísimo que es, los rumores que corren acerca de él y la misma prima del duque le pone al corriente del horrible comportamiento que tuvo con su propia familia, que al final la duda que siembran en ella florece. ¿A quién no le pasaría, aunque no quisiera? En fin, el caso es que logran sembrar la duda en ella y cuando se convierte en duquesa, por mucho que lo intenta no consigue hacer que esa duda se marchite y muera hasta que el duque, que es bastante testarudo y reservado, no se sincera con ella.
No sé a vosotros qué os parecerá, pero yo creo que es un tema que da bastante que pensar. De qué forma la sociedad y la manía que solemos tener las personas (algunas más que otras) de juzgar a una persona sin conocerla, pueden llegar a arruinar la vida de una persona, o su reputación, como en el caso de Cliff, simplemente porque piensa diferente a otras personas, normalmente personas sin criterio propio que se dejan arrastrar por otros, más maliciosos que otra cosa. No deberíamos ser así, no deberíamos juzgar sin conocer antes, solo por lo que nos han dicho o aparenta ser esa persona, porque luego nos podemos llevar sorpresas, ya sea para mal o para bien, como es el caso de Cliff.
Cuando Lea se muda a su nueva casa y empieza a conocer a su marido, se da cuenta de que el hombre con el que se ha casado no es el horrible asesino que ella pensaba que era, sino un hombre maravilloso que consigue hacerla más feliz de lo que imaginó a pesar de sus comienzos, algo movidos. 
Pero, como decía al comienzo de la reseña, la novela también nos proporcionará otros temas en los que meditar, aunque solo sea un poquito, como por ejemplo, el tema de El Más Allá, o  los misterios de la mente humana. Todo ello, muy bien hilado y contado, como suele ser el estilo de Nieves. 

De los personajes solo os diré que están tan bien construídos como siempre y que seguro que os enamorarán. Cliff es un hombre maravilloso que crea un escudo de frialdad y misterio en su persona, para protegerse así del dolor. Lea es una escocesa extrovertida, amante de la lectura, descarada, deslenguada y temperamental que la convierte en una mujer encantadora la cual se hace querer por todo el que la conoce. 
En cuanto a los personajes secundarios, todos y cada uno de ellos tienen su encanto y están tan bien construídos como la pareja principal. Pero, claro, esto no es nada nuevo, ya que a Nieves se le da de maravilla construír personas. Los buenos son buenos y los malos muy malos. Me encanta su trabajo en este aspecto. Si tengo que decantarme por uno de los secundarios que me ha encantado, diría  que Flora Dumond, la arísca ama de llaves de la que no me hubiera esperado por nada que me diera la sorpresa que me dio. Podría decír algún personaje más, pero entonces estaría "destripando" la historia, y no es plan, así que nos quedamos con Flora Dumond, un personaje al que coges manía, sin poder remediarlo y que luego te sorprende tanto que vuelves a pensar en el tema de los prejuicios y cómo podemos caer en ellos, sin darnos cuenta de ellos.

En definitiva, una novela sorprendente que engancha y que trata muchos temas en los que pensar y que os recomiendo leer porque os gustará, ya seas amantes de la novela romántica, como si no.

Besos y hasta la próxima.
 

2 Comments:

  1. Nieves Hidalgo said...
    Maribel, como siempre, es un placer leer tus reseñas. Y es que analizas las situaciones y los personajes sin quedarte en el argumento.
    No sabes cómo te lo agradezco.
    Eres un sol, lo diré una y mil veces.

    Montones de besos.
    Willowgreen said...
    Hola Nieves;
    Muchísimas gracias por tomarte la molestia de pasarte por mi rinconcito y leer la reseña.
    Me alegra mucho que te haya gustado.
    No hay de qué, hago las reseñas con todo mi cariño y soy yo la que te agradece historias tan bonitas.

    Muchos besos fuertes.

Post a Comment