jueves, 29 de noviembre de 2012

Buenos y felices jueves a todos.
Hoy es día de publicar el ejercicio mensual del grupo de escritura, Adictos a la Escritura, que este mes consistía en escribir un microrrelato de 500 palabras como máximo, sobre uno de los tres temas que propusieron, sin incluír en éste las palabras prohíbidas.
En mi caso he escogido al hombre en una consulta dental con fobia a los dentistas. Las palabras prohíbidas en este caso son: miedo, terror, pánico, pavor, fobia.
Aquí tenéis mi ejercicio. Espero que os guste. 
 
EL DENTISTA LOCO
 
 
Espantado al encontrarse atado a aquella silla de pies y manos por unos grilletes metálicos que le impedían moverse y le apretaban tanto que le causaban un dolor tan punzante que le dejaban sin aliento, pronto se arrepintió de haber acudido a la consulta del dentista.
Con sudores fríos cayendo por su frente, agarrando con sorprendente fuerza el borde del reposa brazos al que estaba sujeto, y ya sin fuerzas para seguir intentando huir de allí, observó con el horror reflejado en el rostro, como el dentista se acercaba a él, con un aparato tan extraño que, a pesar de no ser fan de los dentistas, sabía que no era propio de ellos.
–No se preocupe, amigo, no dolerá -dijo el dentista, sentándose frente a él, sonriendo con exagerado buen humor y los ojos saltones y algo bizcos.
En otras circunstancias, se hubiera puesto a gritar y agitar la cabeza para impedir que aquél demente se pusiera a hurgar dentro de su boca, pero dadas las circunstancias en las que se encontraba, su cuerpo y su mente sufrieron tal parálisis que sólo pudo observar, con los ojos desorbitados, como aquél desquiciado y su ayudante, que no se quedaba atrás en locura, con aquellos pelos revueltos, y aquella risa floja, se inclinaba sobre él abriendo y cerrando aquél extraño aparatejo.
–Abre grande y no tiembles, boludo, que no tardaremos nada.
Un fuerte dolor en la muela que le había estado molestando durante los últimos tres días le devolvió a la realidad, justo cuando el dentista loco tiraba de ella para extraerla de forma salvaje.
–¡Señor! ¡Señor! ¿Se encuentra bien?
La suave y tranquilizadora voz de la joven ayudante de su dentista, que le miraba preocupada, le devolvió a la realidad.
La falta de su sueño por el dolor había hecho que se traspusiera un poco mientras esperaba su turno. El horror que le tenía a los dentistas, había hecho el resto. Por fortuna, sólo había sido un mal sueño causado por aquellos dos factores.
–Sí. Si, estoy bien.
–Bien, ya puede pasar, señor.
Más tranquilo, pero no por ello menos turbado, se levantó de su asiento y siguió a la joven dentro de la consulta, aliviado -eso sí-, al comprobar que ninguno de los demás pacientes que esperaban su turno parecían haberse dado cuenta de nada.

miércoles, 28 de noviembre de 2012


Buenos y felices días para todos;
¿Qué tal va la semana? La mía va muy bien y espero que la vuestra vaya igual o mejor ;)

Para el miércoles musical de esta semana me he decidido por una de mis canciones favoritas de los canadienses Three Days Grace. La canción se titula Pain (dolor) y pertenece al albúm One X.
Además, también la escogido como homenaje de agradecimiento al albúm que tanto me está ayudando a superar los pequeños bloqueos del NaNoWrimo, que tan nerviosa me ponen. Esta canción, en especial, han inspirado bastantes escenas que se negaban a salir a la luz por sí solas.
Así que, bueno, os dejo el vídeoclip y la letra traducida de la canción, para que podáis disfrutarla mucho más.


PAIN (DOLOR)

Dolor, sin amor.
Dolor, no puedo tener suficiente.
Dolor, me gusta áspero
porque prefiero sentir dolor que nada en absoluto.

Te enferma sentirte entumecido
no eres el único.
Te tomaré de la mano
y te mostraré un mundo que puedas comprender.
Esta vida está hecha de dolor
donde la felicidad no trabaja.
Confía en mí y toma mi mano
cuando las luces se apaguen comprenderás.

Dolor, sin amor.
Dolor, no puedo tener suficiente.
Dolor, me gusta áspero
porque prefiero sentir dolor que nada en absoluto.

El odio y la agonía
son mejores que la miseria.
Confía en mí, tengo un plan
cuando las luces se apaguen comprenderás

Yo sé, yo sé, yo sé
sé que este es tu mundo ahora.
Tú sabes, tú sabes, tú sabes
que estoy aquí para salvarte
Tú sabes, tú sabes, tú sabes
que estoy siempre aquí para ti
Yo sé, yo sé, yo sé
que me lo agradecerás más tarde.

Dolor, sin amor.
Dolor, no puedo tener suficiente.
Dolor, me gusta áspero
porque prefiero sentir dolor que nada en absoluto.

Dolor, sin amor.
Dolor, no puedo tener suficiente.
Dolor, me gusta áspero
porque prefiero sentir dolor que nada en absoluto. 






miércoles, 21 de noviembre de 2012

Miércoles Musicales #1






Este MEME fue creado por el blog Grazy Bluk Slut y traído por Tempe del blog Librohólic@sYo hace tiempo que lo veo por algunos blogs, pero nunca me había animado a participar (aunque sí he compartido algún que otro vídeo musical, pero siempre fuera del MEME). Este MEME consiste en que, todos los miércoles, compartamos uno o varios vídeos musicales con su letra para disfrutar juntos de la música.
Yo me sumo. Si alguien quiere sumarse también, pueden hacerlo. Qué distrutéis.

Hola a todos,
¿Qué tal va el miércoles? Espero que mejor que bien.
Bueno, pues en mi primer miércoles musical he decidido compartir con vosotros el vídeo de una de mis canciones favoritas, tanto por su mensaje como por su música que aviva el alma y levanta el ánimo desde las primeras notas.
La canción se titúla Satellite y pertenece al albúm Endgame, del grupo Rise Against. No sé si tendrá vídeo oficial, yo no lo he encontrado, por eso dejo el vídeo de la canción con los subtítulos en castellano, para que la podamos entender todos y disfrutar mejor de ella.
Espero que os guste y que la disfrutéis.



;;